¿Qué es la medicina integrativa y para qué sirve?

En un centro de medicina integrativa se ofrece una atención médica que combina tratamientos convencionales con terapias complementarias y alternativas, con el objetivo de abordar la salud del paciente de manera holística, es decir, teniendo en cuenta su cuerpo, mente y espíritu. Este enfoque reconoce la importancia de tratar al individuo en su totalidad, no solo los síntomas de una enfermedad específica.


La medicina integrativa incorpora una variedad de prácticas médicas y terapias complementarias, que pueden incluir tratamientos médicos estándar como medicamentos recetados, cirugía, fisioterapia y otros tratamientos convencionales que son ampliamente aceptados por la comunidad médica. Así como algunas terapias complementarias y alternativas como la acupuntura, medicina herbal, homeopatía, quiropráctica, terapia de masajes, meditación, yoga, terapia de nutrición, entre otras.


Funciones de la medicina integrativa


La medicina integrativa se centra en tratar a la persona en su totalidad, teniendo en cuenta aspectos como la dieta, el estilo de vida, el entorno y el bienestar emocional, además de los síntomas físicos de la enfermedad. Al combinar tratamientos convencionales con terapias complementarias, la medicina integrativa puede ayudar a reducir los efectos secundarios de ciertos tratamientos médicos y mejorar la calidad de vida del paciente.

Esta medicina considera las necesidades únicas de cada paciente y desarrolla un plan de tratamiento personalizado que aborda tanto los síntomas como las causas subyacentes de la enfermedad. Al tratar al paciente en su totalidad, la medicina integrativa puede ayudar a mejorar la salud física, emocional y espiritual, promoviendo un equilibrio y bienestar general.